Análisis de las formas atípicas de empleo en Bélgica

Análisis de las formas atípicas de empleo en Bélgica

Las formas de empleo se están diversificando para responder a los cambios en la economía y la sociedad.

Este artículo se centra en las formas atípicas de empleo en Bélgica. El término «atípico» cubre todas las formas de empleo que difieren del contrato de trabajo estándar, es decir, un contrato de trabajo independiente a tiempo completo,

  1. Los autónomos.

Desde 2005, la proporción de trabajadores por cuenta propia ha aumentado ligeramente en Bélgica, mientras que la tendencia es descendente en la UE. Varios factores han contribuido a este desarrollo, entre los que se encuentran:

  • La dinámica de las profesiones liberales.
  • Las mejoras sucesivas del sistema social.
  • La posibilidad de combinar las pensiones y los ingresos en este estado.
  • La creciente atracción por la flexibilidad.

El trabajo por cuenta propia se caracteriza por horarios de trabajo mucho más pesados ​​que los de los empleados. También hay que añadir que los trabajadores autónomos incurren en un mayor riesgo de tasa de pobreza y se debe enfatizar que la condición social de los trabajadores por cuenta propia difiere significativamente de la de los empleados ya que los trabajadores por cuenta propia están ciertamente sujetos a una tasa de contribución más baja que la tasa aplicada a los ingresos de los empleados. Pero esto también les da menos derechos, por ejemplo, no tienen acceso a las prestaciones por desempleo.

A pesar de todo esto, la proporción de trabajadores por cuenta propia que dicen estar muy satisfechos con su situación laboral es, sin embargo, más alta que la de los empleados (55%, frente al 49% de los empleados).

El análisis de género muestra que el estado independiente atrae más a los hombres.

2. Contratos temporales

Bélgica se caracteriza por un uso intensivo de contratos temporales de muy corta duración. Casi uno de cada cuatro contratos se concluye sin haber llegado a completarse el mes, lo cual, es de cuatro a cinco veces menor que en la UE.

Si bien la flexibilidad del uso de diferentes formas de contratos de trabajo temporal es una ventaja para los empleadores, puede presentar algunas desventajas para los trabajadores en términos de progresión profesional, inestabilidad laboral e ingresos. La mayoría de los trabajadores empleados con contratos temporales (70%) no han elegido estos trabajos por elección sino porque no han podido encontrar un puesto permanente.

Es por ello por lo que no es sorprendente encontrar trabajadores proporcionalmente más vulnerables (mujeres, jóvenes, ciudadanos de países no pertenecientes a la UE y personas con poca educación) en esta situación.

3. Trabajos de medio tiempo.

En Bélgica, el trabajo a tiempo parcial es más común que en la UE (el 25% del empleo total en Bélgica comparado con el 19% en la UE). Su alta proporción está vinculada a la existencia de diferentes modalidades que estimulan esta modalidad.

Al contrario de lo que se observa en otros países europeos, el trabajo a tiempo parcial es, en la mayoría de los casos, una elección hecha por los propios trabajadores: el 2% son involuntariamente, en comparación con el 5% en la UE.

Incluso si esta proporción es limitada, se debe tener en cuenta que el empleo a tiempo parcial es cuatro veces mayor en mujeres que en hombres, en particular porque las mujeres aún asumen una mayor proporción de la educación de los niños y las tareas domésticas, que los hombres

El trabajo a tiempo parcial también se utiliza ampliamente al final de la carrera profesional para reducir el tiempo de trabajo antes de la pensión.

 

Fuente: Banque Nationale de Belgique

Share this post