Fracaso total de la medida ‘’cash for car’’

Fracaso total de la medida ‘’cash for car’’

La regulación ‘’cash for car’’, que permite a los trabajadores cambiar su coche de empresa por una suma de dinero extra menos gravada fiscalmente, no logra despegar. Desde la introducción de esta medida, el pasado 1 de enero de 2018, apenas 65 coches de empresa de 100.000 se han cambiado por dinero.

Ahora será necesario ver cuál será el impacto del presupuesto movilidad, que debe ser aprobado por la Cámara el próximo jueves. Los trabajadores que posean un automóvil de empresa o que quieran hacer uso de esta nueva medida, podrán beneficiarse de un presupuesto gracias al cual podrán decir ellos mismo cómo utilizarlo en sus trayectos de su domicilio al trabajo.

Así pues, podrán elegir entre un coche de empresa más respetuoso con el medio ambiente u optar por medios de transporte alternativos y sostenibles. Si sobra dinero, este les será devuelto.

«La regulación cash for car ha sido más bien una historia de todo o nada: el trabajador recibe dinero en efectivo y luego tiene que organizar toda su movilidad, incluidos los trayectos a su lugar de trabajo. Si se compara con esto, el presupuesto movilidad es una medida avanzada», dice Dirk Wijns, director de Acerta Consult. «Si los empresarios pueden y quieren ofrecer un automóvil menos contaminante a los empleados que usan el presupuesto movilidad, la medida será más exitosa que la del ‘cash for car’», predice.

Fuente: L’Echo

Share this post