Kit de supervivencia para jóvenes graduados en un mercado laboral convulso

Kit de supervivencia para jóvenes graduados en un mercado laboral convulso

 

¿Con qué cartas afrontan los nuevos graduados la búsqueda de trabajo?

Cuando empezaste la educación superior, probablemente recibiste lo que se conoce como un «kit de bienvenida». Si has acabado este año tus estudios, será un kit de supervivencia lo que necesitarás para enfrentarte a un mercado de trabajo convulso.

Por ello, los expertos que entrevistamos dan algunas pistas a seguir.

¿Qué indica el barómetro del mercado laboral?

Lo único que esta crisis tiene en común con las anteriores es la desaceleración económica. Las empresas, que ya estaban en una inercia positiva antes de esto, han asumido que el confinamiento era una pausa, pero no han cortado la dinámica de contratación. Por supuesto, esto varía mucho de un sector a otro, como el turismo y la distribución masiva, que no han sufrido lo mismo.

Por otro lado, una nueva generación de graduados se prepara para entrar en el mercado laboral. Lo que es seguro es que habrá menos trabajos y más candidatos. Además, el teletrabajo se va a generalizar y se podrá contratar trabajadores de otros países, sobre todo en el sector digital, por lo que habrá una mayor presión sobre los salarios. Consecuencia de todo ello, se ha constatado, a través de la realización de numerosos estudios internacionales, que los jóvenes graduados durante la crisis ganan por término medio entre un 5 y un 10% menos de salario bruto que la generación inmediatamente anterior o posterior a la crisis.

Flexibilidad y oportunismo

De un sector de actividad a otro, la situación es completamente diferente. Para aquellos que planeaban una carrera en un sector que ahora está completamente devastado, como el de la hostelería, la restauración, el turismo, la cultura o la industria de los eventos, los especialistas aconsejan flexibilidad y oportunismo, recomendando solicitar trabajo en puestos que nunca pensaste.

Ganar experiencia y habilidades generales

La generación que se gradúe se enfrentará a un mercado impredecible: el 65% de los puestos de trabajo que ocuparán las personas en los próximos 40 años aún no existe y se basarán en habilidades como la creatividad, la comunicación, el pensamiento analítico o el liderazgo. Por ello, es conveniente obtener la experiencia que te permita practicar estas habilidades. Enviar CVs a sectores que hoy en día no tienen demanda te va a retrasar en adquirir esa experiencia.

¿Pasar turno? ¿Especializarse, seguir otra formación?

Viendo el contexto, algunos piensan que es mejor retrasar su entrada en el mercado laboral. Es una posibilidad, pero la incertidumbre y las dificultades pueden prolongarse y retrasando la entrada se pueden juntar con los graduados del año siguiente.

En este caso, hay que estar realmente motivado para especializarse, y en un campo que represente un verdadero valor añadido. Los expertos recomiendan que si, por ejemplo, tienes una licenciatura en humanidades o idiomas, puede ser interesante estudiar informática durante un año.

Prácticas laborales, contratos temporales, contratos de duración determinada

Sea cual sea tu área de especialización, es esencial que entres en contacto con el mundo de los negocios. La particularidad del mercado belga es que los estudiantes hacen muy pocas prácticas: tres meses en general, frente a seis en Francia.

En la misma línea, el trabajo temporal no debe ser descuidado. En el entorno actual, debemos centrarnos más en la oportunidad que en el aspecto administrativo del contrato (de duración determinada, indeterminada, temporal) que no garantiza la riqueza de la función, el interés de la empresa o la calidad de la gestión.

¡Crea tu red!

Es decir, contacta con la gente y las empresas que te interesan, preséntate. Una red como LinkedIn es ideal en este sentido. Habla con ex-graduados, padres y amigos. Buscar un trabajo también requiere rigor, presentación y disciplina. Lleva un registro de lo que haces, de los currículums que has enviado. No hay nada peor que un candidato que no puede recordar dónde envío su CV o qué puesto solicitó.

La crisis también ha abierto algunas perspectivas … positivas

No te rindas. La crisis acaba de empezar. Primero, las empresas juegan sobre seguro: aplazan la contratación o eligen a gente experimentada.

A medio plazo, se centrarán en la innovación y la digitalización. Estos son temas en los que los jóvenes están bastante bien situados.

Tanto el gobierno como los individuos son conscientes de la necesidad de invertir en la atención de la salud. La crisis y el confinamiento también han dado un gran impulso a la digitalización de la economía, abriendo enormes oportunidades para el sector de las tecnologías de la información.

Mañana, muchas profesiones también tendrán un equivalente en el mundo digital. Por lo tanto, todas las categorías profesionales harían bien en sumergirse en las herramientas digitales que les son útiles. Por último, los gobiernos a nivel nacional y europeo invertirán en el futuro fuertemente en la economía, y en la economía verde en particular, por lo que también surgirán nuevas oportunidades en este frente.

Fuente: L’Écho

Share this post