Líneas generales del borrador del acuerdo interprofesional belga 2019-20120

Líneas generales del borrador del acuerdo interprofesional belga 2019-20120

El borrador del acuerdo interprofesional (AIP) 2019-2020, al que se llegó la madrugada del martes, tras veinte horas de negociaciones entre patronal y sindicatos reunidos fijó en 1.1% el margen máximo de incremento de los costes laborales unitarios para el período 2019-2020, además del  índice salarial.

En particular, el texto recomienda que a sectores y las empresas, que al negociar la concretización de este margen, tengan en cuenta «en la medida de lo posible la situación económica específica de cada sector y/o empresa, el mantenimiento y la creación de empleo y competitividad «.

Así mismo, también está previsto aumentar el salario mínimo interprofesional, cuyo último ajuste se remonta a 2008. Los interlocutores sociales han acordado trabajar en dos etapas: un aumento del 1,1% en el salario mínimo debería implementarse a partir del 1 de julio de 2019, al tiempo en que se creará un grupo de trabajo para formular, antes del 30 de septiembre de 2019, las propuestas para un «aumento sustancial» en el promedio mensual mínimo garantizado de ingresos (RMMMG).

Además, se ha acordado una propuesta para asignar una dotación de bienestar para 2019 y 2020. El gobierno federal se ha comprometido a liberar la dotación completa, con la intención de aumentar prestaciones sociales suponiendo estas, finalmente, 353 millones de euros para 2019 y 716 millones de euros para 2020.

El borrador del API también incluye un capítulo sobre movilidad relativo al fomento del uso del transporte público y los modos alternativos de transporte. Para este fin,  las sumas globales otorgadas a los trabajadores se incrementarán al 70% a partir del 1 de julio de 2019. A medio plazo, se desarrollará un nuevo sistema basado en el uso de modos de movilidad sostenible y la simplificación de los esquemas existentes.

En términos de horas extras, los interlocutores sociales planean aumentar el número de horas extraordinarias voluntarias de 100 a 120 por año.

Con respecto a la pre-jubilación, los interlocutores sociales difieren un poco de lo que concluyó el gobierno de Michel. Para carreras profesionales largas y ocupaciones con cierta penosidad o peligrosidad, el proyecto AIP establece que aún será posible, durante dos años y medio, optar por un RCC  (Chômage avec Complément d’Entreprise) o desempleo parcial, a los 59 años. Para las empresas con dificultades y en reestructuración, la edad del RCC se situará entre los 56 y los 58 años para 2019, 59 años para 2020 y en 60 años para finales de 2020. Bajo ciertas condiciones específicas de seguirá manteniendo la posibilidad de acceder a este derecho a los 55 o 57 años.

Finalmente, los interlocutores sociales consideran que el texto al que se llegó «constituye un elemento importante que debería conducir a la competitividad, el crecimiento y el empleo, así como a la serenidad y la paz social en sectores y empresas».

 

Fuente: rtbf.be

Share this post