Qué señales indican que ya te toca buscar otro trabajo

Qué señales indican que ya te toca buscar otro trabajo

Los síntomas son varios, entre ellos, la falta de valoración y de compromiso.
Motivación en el trabajo
La búsqueda de empleo no es algo que compete únicamente a los que están en paro. Pero, ¿qué motiva a todas estas personas a dar un salto en su carrera profesional en un momento concreto?

Los expertos de Infojobs señalan que existen siete claves en la conducta y en el sentimiento del trabajador que ponen en evidencia que ha llegado el momento de cambiar de trabajo.

Hagamos un repaso a esos síntomas:

Caer en la rutina

Cuando el trabajo se convierte en rutina y no hay nuevos proyectos a la vista, el empleado puede caer en el aburrimiento y pierde la pasión por su trabajo. Los expertos apuntan que afrontar nuevos retos obliga a seguir aprendiendo y mantiene a la persona alerta y motivada. Por eso recomiendan que si el trabajo se ha convertido en monotonía y ya no hay nuevas responsabilidades, puede ser un buen momento para ir buscando otro.

Falta de valoración

Todo empleado necesita que se le reconozca su labor en la compañía, por eso, cuando un trabajador no siente que su trabajo se valore o que no se confía en él, el nivel de exigencia personal y el compromiso con la compañía pueden disminuir. Esto puede coincidir también con las ganas de seguir creciendo profesionalmente, algo que también denota que es un buen momento para hacer cambios.

Se ha tocado techo

Lo mismo ocurre si no se aprecian posibilidades de promoción dentro de la empresa. No todos los empleados quieren llegar a jefes, pero siempre es positivo evolucionar dentro de la empresa y sacar el máximo rendimiento al potencial profesional. Informarse sobre las posibilidades de promoción y los planes de crecimiento o movilidad dentro de la empresa será fundamental para saber si existe una posibilidad real de crecimiento o si por el contrario se debe buscar una alternativa fuera de la compañía.

Se necesita aire nuevo

Los compañeros de trabajo pueden jugar un papel clave en la satisfacción laboral. Sentirse arropado y saber que se puede confiar en ellos ayuda a crear un mejor clima laboral. Al mismo tiempo, las personas de la compañía deben ser fuente de aprendizaje e inspiración, algo que ayudará a todos a crecer profesionalmente. Si esto falla y el ambiente que antes era agradable ya no te lo parece, puede ser también un síntoma de que ya no es beneficioso para ti permanecer en ese puesto de trabajo.

Creatividad

Cuando a una persona deja de gustarle lo que hace, su rendimiento baja. A partir de ese momento se limita a hacer su trabajo y pierde capacidad creativa o interés por asumir tareas nuevas.

Menos calidad de vida

Con los años, los hábitos y necesidades cambian. Puede que una persona haya formado una familia y necesite más tiempo para ella. En este caso los expertos indican que «cuando una persona sienta que ha perdido calidad de vida, debe hacer algo por cambiar esta situación enseguida», algo que pasa, según explican, por hablar con sus jefes para cambiar las condiciones laborales o buscar un nuevo trabajo que le mantenga motivado y se ajuste mejor a sus necesidades.

Falta de compromiso

Mantener una postura distante respecto a los principios éticos de la empresa, la misión o los valores puede convertirse en un problema en determinados trabajos. Es fundamental sentirse identificado y orgulloso de la empresa en la que uno trabaja, ya que solo así el empleado estará dispuesto a asumir nuevos compromisos con ella y sentirá que su trabajo merece la pena.

Fuente: 20 Minutos

 

 

 

 

 

Share this post