Arquitecto, la quinta profesión liberal con un crecimiento más rápido

Arquitecto, la quinta profesión liberal con un crecimiento más rápido

Del millón de trabajadores autónomos en Bélgica, alrededor de un tercio ejerce una profesión liberal, y casi uno de cada diez (9,25%) profesionales liberales es arquitecto. Entre 2014 y 2018, el Instituto Nacional de Seguros Sociales para Trabajadores Autónomos (INASTI) registró un aumento del 7,11% para esta categoría. Por tanto, los arquitectos ocupan el quinto lugar en términos de crecimiento, por detrás de los consultores, paramédicos, ingenieros y veterinarios que crecen aún más rápido.

classement professions libérales

Feminización, pero 2/3 de los arquitectos siguen siendo hombres

En 2018, INASTI tenía registradas a 5263 mujeres arquitectas y 8915 hombres arquitectos, una proporción de 37,12% frente al 62,88%. Como resultado, los hombres siempre están liderando el camino, pero las mujeres han compensado esta situación. En 2014, el 34% de los arquitectos autónomos eran mujeres mientras que, en el 2018 esta tasa fue del 37%, un aumento de casi el 16%.

Con la feminización de su profesión (un crecimiento más rápido en el número de mujeres en comparación con los hombres), los arquitectos no son una excepción a la regla. Para todas las profesiones liberales, la proporción hombre-mujer para 2018 fue del 53% de hombres y del 46,9% de mujeres.

En promedio, el ingreso anual de una arquitecta es 30% más bajo que el de los hombres. ¿Quiere decir que las arquitectas trabajan menos? Es posible. En el mercado laboral en general, encontramos que el permiso parental, el trabajo a tiempo parcial, los crédits-temps, etc., tienen más éxito entre las mujeres que los hombres. Por lo que no hay razón para que sea diferente en esta profesión. Si la brecha salarial, o parte de ella, no puede explicarse de esta manera, la única otra explicación podría ser que las arquitectas cobran sus servicios a un precio inferior que los hombres.

No todos los arquitectos son autónomos

Aunque esta profesión requiere una formación específica y un aprendizaje permanente, el umbral para ejercer como trabajador autónomo parece ser lo suficientemente bajo, dado el crecimiento registrado.

Nadine Morren, Gerente del Servicio al Cliente en Acerta, dice: » Si la industria de la construcción crece, la profesión de arquitecto (liberal) se vuelve automáticamente más atractiva. Un marco legislativo más favorable para las profesiones liberales también ayuda: desde la adaptación de la ley de insolvencia del 1 de mayo de 2018, por ejemplo, las profesiones liberales también pueden utilizar los procedimientos de protección en caso de quiebra.»

Sin embargo, las cifras para arquitectos en profesiones liberales no engloban a todos los arquitectos. De hecho, no todos los arquitectos son autónomos. Nadine Morren agrega: «Los arquitectos también pueden trabajar como empleados, y las cifras de INASTI no reflejan este grupo. El equilibrio trabajo-vida es uno de los factores decisivos para elegir una carrera como autónomo o no, y este factor ha influido tradicionalmente en la decisión de las mujeres. Por ejemplo, existen empresas que se agrupan en todo tipo de sectores que ya representan un intento de hacer posible este equilibrio. Esto podría impulsar la continuación de la feminización de las profesiones liberales en general y de los arquitectos autónomos en particular.»

El arquitecto se inicia con 28 años

La edad media en la que un arquitecto comienza su trabajo por cuenta propia es de 28 años, lo que es bastante rápido para unos estudios de cinco años y unas prácticas obligatorias de dos años. Mientras que los consultores autónomos, por ejemplo, eligen primero adquirir experiencia, y la edad media de inicio aumenta a los 39 años para ellos. Por lo tanto, los arquitectos están dando un paso hacia la independencia mucho antes, y esto se aplica para 2018 como en años anteriores.

 

Fuente: 1819.Brussels

 

Share this post