Calor en el trabajo: ¿cuáles son las obligaciones de tu empleador?

Calor en el trabajo: ¿cuáles son las obligaciones de tu empleador?

agotado, apoyado, bokeh

El verano se acerca, las temperaturas empiezan a subir y ya no hay escapatoria. Aunque todavía estamos lejos de la ola de calor, ¿cuáles son las normas en el lugar de trabajo en caso de una ola de calor?

El aire acondicionado es a veces uno de los debates más acalorados de la oficina. Uno de cada cinco trabajadores se queja de que hace demasiado calor o demasiado frío en mitad de la temporada. En verano, esta cifra se eleva al 44%. Las mujeres son las más sensibles a las variaciones de temperatura: el 42% de las mujeres tienen demasiado calor en verano, comparado con el 36% de los hombres.

El calor en el lugar de trabajo no sólo es desagradable. También afecta a la concentración. Según los investigadores de la Universidad de Harvard, las capacidades cognitivas de un individuo se ven drásticamente reducidas en caso de calor intenso en el trabajo. El rendimiento disminuye en un 13%.

Afortunadamente, los ventiladores y el aire acondicionado normalmente consiguen aliviar el calor de los empleados. ¿Pero qué se puede hacer por los que se ven obligados a trabajar fuera en un aire a veces irrespirable? De acuerdo con la Ley de Bienestar Laboral, el empleador tiene ciertas obligaciones. Se han establecido varios umbrales de temperatura en función de la pesadez del trabajo (física y no mental). Cuando se sobrepasan, el empleador debe proporcionar protección, bebidas frías y ventilación artificial. Si esto no es suficiente, es posible adaptar el horario de trabajo y conceder descansos adicionales.

Temperaturas máximas permitidas en el trabajo

Un simple termómetro no es suficiente para medir la temperatura en el lugar de trabajo en tiempos de calor. También hay que tener en cuenta el nivel de humedad del aire. Cuanto más húmedo es el aire, más difícil es soportar el calor. Por lo tanto, el cálculo debe hacerse con un termómetro llamado de globo de bulbo húmedo y el método de medición se denomina WBGT (Wet Bulb Globe Temperature). Dado que la mayoría de las empresas no disponen de este instrumento, el SPF Empleo ha publicado varios cuadros para la conversión.

Los umbrales difieren dependiendo de la tarea física. Para los trabajos «ligeros o muy ligeros», como los de oficina, el valor del índice WBGT no debe exceder de 29. El límite disminuye a 26 para una ocupación física «media», como es trabajar de pie, y a 22 para los llamados trabajos «pesados» (por ejemplo, trabajar en una obra de construcción). Por último, las tareas que requieren una carga física «muy pesada» no pueden realizarse por encima de un índice WBGT de 18.

Estos valores también determinan los períodos de descanso asignados al trabajo. Por ejemplo, si realiza un trabajo de oficina y el valor del WBGT es de 29,5 o más, entonces el trabajador debe tener 15 minutos de descanso por hora. Si supera los 30, el tiempo de descanso debe ser de 30 minutos por hora. Si el empleador no actúa en consecuencia, los trabajadores pueden remitir el asunto al Comité de Prevención y Protección en el Trabajo o ponerse en contacto con el médico laboral.

 

FUENTE: LeSoir.be

 

Share this post