Dejarlo todo y hacerse autónomo

Dejarlo todo y hacerse autónomo

En cuatro de cada cinco casos, la ruptura de un contrato indefinido corresponde a la voluntad del trabajador. Y, más allá de la movilidad interna, una explicación  radica en la tendencia de los empleados a abandonar su empresa para comenzar como autónomos. Cada vez encontramos más y más perfiles de este tipo. Por ejemplo, el número de consultores autónomos fue once veces mayor en 2017 que treinta años antes.

Los sectores de la construcción y el comercio se ven particularmente afectados por este auge de los trabajadores autónomos. Dirk Wijns, consultor jurídico asociado de Acerta Consult, añade: «Mientras que, hace unos años, el comercio minorista tenía problemas, ahora vemos que el número de autónomos que gestionan una tienda pequeña o en una tienda especializada en ciertos productos ha aumentado significativamente. Últimamente, todo lo que concierne el tema artesanal tiene mayor tirón.”

Recuperación de la confianza

Los trabajadores que descubren nuevas ambiciones, que llevan a cabo un proyecto de larga duración o que están siguiendo las tendencias sociales representan también una parte significativa de las rupturas de contratos indefinidos en 2018. La recuperación de la economía y la confianza renovada en el futuro financiero son algunas de las causas de este cambio.

Benoît Caulier, Director de Acerta Consult, sostiene también que se puede obtener algo positivo de todas las situaciones, incluso para los empleadores que ven que algunos de sus talentos abandonan el barco. «En el caso de ruptura, una entrevista final sigue siendo relevante para proporcionar reflexiones constructivas al empleador porque, en casos de salida voluntaria, los empleados pueden o se atreven a hablar más libremente. Los ex compañeros de trabajo pueden, asimismo, interpretar el papel de embajadores de la compañía, pueden aportar otra perspectiva a los interesados como, por ejemplo, sobre la cultura de la compañía que han dejado». Todo lo que queda por hacer es mantener el rumbo hacia el futuro.

Fuente: Le Soir

Share this post