En 2020 bajan los impuestos sobre los coches de empresa

En 2020 bajan los impuestos sobre los coches de empresa

En 2020, por segundo año consecutivo, los coches de empresa tendrán impuestos más bajos tras el ajuste de la tasa de emisión de CO2 de referencia.

Si dispones de un coche de empresa y lo usas también para fines privados, podrás aprovecharte de un beneficio fiscal. Se trata de un ATN (avantage de toute nature): hay que estimar el valor real de este beneficio para el que lo disfruta. El ATN se calcula sobre una base anual según la siguiente fórmula: valor en catálogo x tasa de amortización x  6/7 x tasa de emisión de CO2.

La tasa de emisión de CO2 es revisada cada año por las autoridades. Para 2020, el coeficiente se basará en las emisiones medias de los coches matriculados entre principios de octubre de 2018 y finales de septiembre de 2019.

El coeficiente base del 5,5% se aplica a los automóviles de emisión estándar. Para los automóviles de gasolina, GLP o gas natural, esta tasa disminuirá de 107 a 111 g por km en 2020. Para los automóviles diésel, la tasa disminuirá de 88 a 91 g / km.

“Por segundo año consecutivo, la tasa de emisiones no desciende, sino que aumenta”, indica Jef Wellens, consejero fiscal en Wolters Kluwer, “Los estándares más estrictos implican que las tasas de emisión de CO2 son más altas que antes», explica. “Por lo tanto, el ATN de los coches de empresa disminuirá en 2020 tras este ajuste del coeficiente de CO2”.

El alcance de la disminución depende de las emisiones de CO2 y del valor en catálogo del coche de empresa:

  • Para un vehículo diésel con un valor en catálogo de 45.000 euros y una emisión de CO2 de 129 gramos, el ATN anual se reduce a un 3,1%, por lo tanto se pasa de 3.702 a 3.587 euros.
  • Para un coche de gasolina con un valor en catálogo de 50.000 euros y una emisión de CO2 de 136 gramos, el ATN baja a un 4,7% y pasa a ser 3.428 euros.

En el caso de que las emisiones del vehículo sean más altas de lo normal, el coeficiente de CO2 en la fórmula de cálculo se aumenta un 0,1% por gramo adicional de CO2, con un máximo de un 18%. Los coches con menos emisiones son recompensados: el coeficiente se reduce en un 0,1% por gramo de CO2, con un coeficiente mínimo de CO2 del 4%.

A los conductores de vehículos respetuosos con el medioambiente, como los coches eléctricos o los híbridos, se les aplica una tasa mínima del 4%. “La tasa mínima este año es de 1.340€. El ajuste anual hará que sea un poco más elevado el próximo año”, indica Jeff Wellens.

Además de las emisiones de CO2 y el valor en catálogo, la edad del coche también influye en el ATN. Por cada año transcurrido desde la primera matriculación, el valor en catálogo baja un 6%. El porcentaje puede caer hasta un máximo del 70% del valor del catálogo.

Fuente: L’Echo

Share this post