Enfoque PEPA, camino emprendedor para los recién llegados

Enfoque PEPA, camino emprendedor para los recién llegados

 

¿Sabías que un porcentaje significativo de los recién llegados a Bélgica eran emprendedores en su país de origen? Al llegar aquí, carecen de información y apoyo para reiniciar un proyecto empresarial. El nuevo programa PEPA tiene como objetivo remediar este problema para que Bruselas pueda beneficiarse de los efectos positivos de la migración de emprendedores.

Desde hace varios años, en Bélgica  se han desarrollado dispositivos de acogida para inmigrantes centrados en facilitar su integración en una nueva sociedad. Cada uno de ellos llega con una trayectoria profesional propia  y muchos de ellos con numerosas habilidades, así como con necesidades particulares en materia de emprendimiento a las cuales PEPA, Parcours Entrepreneurial pour Primo-Arrivants, busca responder.

El proyecto PEPA se encuentra actualmente en período de prueba de un año que está siendo más que alentador. Su coordinador, Pierre Gillet, lo cuenta en detalle.

¿Cómo surge la idea de crear PEPA?

Bélgica, y Bruselas en particular, carece de emprendedores. Nuestro nivel de actividad empresarial es bastante bajo en comparación con el resto de la UE. Tanto cultural como estadísticamente, el espíritu emprendedor es más bajo en Bélgica que en el resto de la UE. Por lo tanto, la inmigración puede ser el camino para promover el enfoque empresarial en Bruselas.

¿Qué elementos concretos llevaron a la creación de PEPA?

Las diferentes crisis que han ocurrido en los últimos años han traído a Bruselas un número creciente de inmigrantes que ya eran emprendedores en su país de origen.Algunos no podrán probar sus habilidades o reiniciar su actividad aquí y tendrán que recurrir a otra cosa, mientras que otros si lograrán retomar su actividad.
Muchos de ellos huyeron de su país tan rápido que emigraron sin un título o certificado de su formación. Como resultado, se enfrentan problemas administrativos que a menudo están relacionados con el acceso a la administración o una profesión.

Las estructuras de apoyo para la creacion de empresas, incluidos los guichets de economía local, como Village Partenaire, donde soy coach, son muy demandados pero no están necesariamente equipados para apoyar a recién llegados (problemas como el idioma, soporte a largo plazo, …). También notamos una gran cantidad de problemas administrativos comunes, normalmente vinculados a una falta de acceso a la información o diferencias culturales entre los recién llegados: falsos autónomos, malos registros, firmas apresuradas del contrato de alquiler. Es cierto que enfrentarse a los servicios administrativos oficiales, altamente procesales, centralizados y en idiomas oficiales, no es fácil para los recién llegados.

Sin embargo, durante nuestros muchos contactos con VIA, oficina de recepción para recién llegados (BAPA), nos dimos cuenta que había una serie de problemas comunes que podíamos resolver juntos. De ahí surgió la idea del proyecto PEPA, cuyo objetivo es proponer un camino empresarial descentralizado y multilingüe para proporcionar a los recién llegados un apoyo específico con herramientas adaptadas y, en la medida de lo posible, en su propio idioma. PEPA desempeña así el papel de «agencia matrimonial» entre los servicios de apoyo regional y las oficinas de apoyo para los inmigrantes recién llegados. Por lo tanto, la región puede aprovechar todo el potencial empresarial de Bruselas restando carga de trabajo a los guichets de economía local.

El programa de apoyo debe ser flexible, descentralizado y multilingüe para satisfacer las necesidades de los recién llegados que pueden encontrarse en una situación complicada e inestable en un nuevo país que quizás ellos mismos no hayan elegido, ya que poder comenzar un proyecto empresarial en el idioma nativo es mucho más cómodo y mucho más fácil.

¿Cómo trabajáis en este proyecto?

Ser socios con VIA nos permite centrarnos en el apoyo económico y, sobre todo, en una visión a medio y largo plazo, mientras que a menudo los guichets de economía local están focalizados en un apoyo a corto y medio plazo con objetivos relacionados con la creación, los subsidios, etc. Con PEPA, por el contrario, la idea es acompañar en un proyecto de vida ya que los trámites administrativos llevan más tiempo y son más complicados para los recién llegados.

Todos los guichets de economía local, así como el servicio de 1819, brindan sesiones informativas sobre el curso del emprendedor. Yo he adaptado esas formaciones a la trayectoria del emprendedor inmigrante y los doy en varios idiomas (francés, inglés y árabe oriental con la ayuda de traductores). Por otro lado, esperamos enfrentarnos pronto con idiomas menos comunes, como el persa, el urdu, etc. También han sido traducidas al foto lenguaje para ser entendidas por todos y utilizo vídeos con experiencias de otros emprendedores. El desafío de estas sesiones de información es encontrar un equilibrio entre la motivación del futuro emprendedor y la realidad de su desafiante viaje. Esto también lo menciono siempre durante las sesiones de información porque es importante que no se planteen proyectos imposibles.

Nuestro objetivo, obviamente, es llevar apoyarles en la creación de la empresa, pero no es el objetivo final. Lo que también está en el ADN del proyecto PEPA son los ‘resultados positivos’, cuando alguien encuentra un trabajo, se asocia con otra persona, o cambia su proyecto en el camino, es también un éxito.  Para nosotros, la creación de una empresa es un pretexto para la activación pero sabemos que esto requiere más recursos, tiempo y paciencia.

¿Cuál es el perfil del público de PEPA?

El término «migrante recién llegado» puede dar lugar a diferentes representaciones, algunas de las cuales son peyorativas. Existe una amplia variedad de diferentes perfiles y razones de inmigración. Muchos de ellos trabajaban por cuenta propia en su propio país en comercio, alimentación, profesiones técnicas y una amplia variedad de perfiles que van desde los menos cualificados que demandan clases de alfabetización hasta personal sobre cualificado. A día de hoy, el proyecto es bastante igualitario  en términos de género, lo que rompe la imagen de un emprendimiento predominantemente masculino.

Después de 1 año de trabajo de PEPA, ¿se puede sacar alguna conclusión?

A lo largo del 2019 habremos hecho unas 8 sesiones de información, lo que sensibilizando a unas 70 personas. En total, se han llevado a cabo unos quince acompañamientos, sabiendo que la duración de un acompañamiento es muy variable. La muestra aún no es muy grande, pero la retroalimentación cualitativa es bastante interesante y nos hace querer continuar e intensificar el proyecto. Existe una demanda real, por lo que esperamos facilitar y sistematizar el acceso de los servicios regionales a los inmigrantes recién llegados.

 

Fuente: 1819.Brussels

Share this post