Escasez de médicos en los próximos 10 años

Escasez de médicos en los próximos 10 años

Uno de los grandes retos para el país es llevar a cabo un plan de reorganización y contratación en el sistema de salud que está en decadencia.

Marie-Lise Lair, autora de un estudio sobre profesionales de la medicina y la salud, encargada por el Ministerio de Salud a finales de 2018, afirmó que aunque existe un acuerdo sobre la necesidad de abordar el problema, no existe una ley de sanidad pública, ni ninguna propuesta sobre cómo organizar el sistema de salud a largo plazo”.

Este estudio tuvo en cuenta diferentes variables como el número de personal real en el campo de la medicina, la pirámide de edad, el número de consultas que se realizaban, los tiempos de espera en las visitas a especialistas etc.

Aunque Luxemburgo tiene oficialmente 2.481 médicos, solo 2.088 están ocupándose realmente de la atención directa a los pacientes. Estos médicos facturan al Fondo Nacional de Salud alrededor de 18.000 euros al año cada uno. Eso significa que hay 3.5 médicos por cada 1.000 habitantes. La población en Luxemburgo está creciendo y en la próxima década muchos de ellos se jubilarán, por lo que la situación se complicará aún más.

 

Para 2031, Luxemburgo habrá perdido entre 59% y 71% de los médicos. Esta es una cifra preocupante, especialmente porque los médicos mayores de 60 años aportaron el 24.5% de los ingresos del Fondo Nacional de Salud, en 2017.

Además, debido a la falta de personal, la carga de trabajo de los médicos es muy alta, por lo que el problema es doble. Se necesitará más de un médico para reemplazar a uno que se jubile.

La contratación de la próxima generación de médicos se ve obstaculizada por el agotamiento de las bases tradicionales de mano de obra, teniendo en cuenta que la proporción de médicos de Luxemburgo está disminuyendo constantemente (51% entre los médicos generales y 48,9% entre médicos especialistas).

Hace falta que el sistema de salud y el país sean más atractivos. Una encuesta de satisfacción realizada la primavera pasada concluyó que los trabajadores de hospitales se enfrentan a un trabajo administrativo cada vez mas pesado y a una falta de organización dentro de sus lugares de trabajo. A través de la encuesta también se extrajo que los médicos trabajan de 60 a 80 horas a la semana, así como que los más jóvenes tienen otras expectativas de vida y no quieren trabajar.

El informe de la Marie-Lise Lair confirma las deficiencias y la falta de atractivo del sector sanitario en Luxemburgo, reforzado por el alto coste de la vivienda y la falta de garantías con respecto a los sueldos para médicos extranjeros.

 

Un tercer pilar de la salud

El Viceprimer Ministro y Ministro de Salud, Étienne Schneider (LSAP), ya ha declarado las «profundas medidas» que deben tomarse, como la estructuración de la gobernanza de los recursos profesionales de la salud dentro del Ministerio, la «definición de una visión común de la organización de la atención sanitaria para los próximos 15 años», la revalorización de las profesiones médicas o el refuerzo del número de estudiantes de medicina.

La AMMD ha presentado tres sugerencias de medidas para abordar la futura escasez. Primero, incentivar los nuevos residentes (25,000 cada año) a elegir un médico. «El médico generalista debe ser el primer destino en caso de un problema de salud. Sin embargo, los recién llegados a menudo van a urgencias, dice M. Schmit. Cuando un recién llegado se registra en el ayuntamiento, podemos explicarle el interés de tener un médico «.

La segunda medida sería “Permitir que los médicos se asocien en empresas, como es el caso en el extranjero, lo que les permite distribuir mejor el trabajo internamente».

La tercera propuesta, en línea con la anterior: favorecer la aparición de estructuras ambulatorias. Tales estructuras brindarían «más comodidad y seguridad» a los pacientes en comparación con un entorno hospitalario donde los médicos están mucho menos disponibles.

«Estas estructuras serían el tercer pilar del sistema sanitario junto con la consulta libre y el hospital», asegura el médico, que los ve como «un puente» con los hospitales, que podrían centrarse en las intervenciones quirúrgicas importantes.

 

Una primera mesa redonda tuvo lugar durante la reunión cuatripartita de otoño el pasado 13 de noviembre, antes de la constitución de grupos de trabajo que reúnen a los mismos actores de la sanidad, profesionales e inversores, con el fin de plantear en los próximos meses los hitos de una nueva gobernanza de los recursos humanos de la sanidad.

 

Fuente: Paperjam

Share this post