Sheila Martín, médica especialista en ginecología y obstetricia trabajando en Luxemburgo: «Es más fácil montar una clínica aquí que en España»

Sheila Martín, médica especialista en ginecología y obstetricia trabajando en Luxemburgo: «Es más fácil montar una clínica aquí que en España»

Sheila Martín, una joven de Málaga, acabó la residencia en obstetricia y ginecología en mayo de 2014 y en junio de ese mismo año ya estaba viviendo en Luxemburgo. Tras dos años en el hospital Hôtel-Dieu, en un pueblo de Francia en la frontera con Luxemburgo, esta emprendedora decidió montar su propia consulta, en la que atiende a sus pacientes desde el pasado mes de junio. Aunque echa de menos el sol de Málaga, la estabilidad y las condiciones laborales que tanto su pareja como ella tienen en Luxemburgo actualmente hacen que no se planteé regresar a España a corto plazo.

sheilamartin

¿Cuánto tiempo llevas en Luxemburgo?

Llevo dos años y medio. Acabé en mayo de 2014 la residencia de ginecología y obstetricia y en junio me vine para acá con mi pareja, que ya llevaba un tiempo aquí.

¿Qué te llevó a ese país?

Cuando acabé la residencia sólo encontré un contrato para trabajar en verano. Como no me convencía y mi pareja ya estaba en Luxemburgo decidí ir también a probar suerte.

¿Fue difícil encontrar trabajo al principio?

Mi idea era trabajar en uno de los tres hospitales que tienen maternidad en Luxemburgo. Sin embargo, no buscaban a nadie con mi perfil. Por lo general, pedían a médicos con más experiencia. Por tanto, como Francia está cerca, decidí probar suerte allí y finalmente me llamaron de dos hospitales. Me decanté por el Hôtel-Dieu, en Mont-Saint-Martin, un pueblecito en la frontera con Luxemburgo.

¿Qué tal la experiencia en ese hospital?

Al principio estaba muy contenta, pero tras dos años haciendo muchas guardias y trabajando bastantes fines de semana acabé muy cansada. Por eso, ahora que tenía más experiencia, probé a intentarlo otra vez en Luxemburgo. Me planteé la opción de ser médico “liberal”, que es parecido a ser autónomo en España, y en junio de este año comencé a trabajar simultáneamente en mi consulta como liberal y en el hospital de Mont-Saint-Martin. Desde septiembre, trabajo ya en la consulta a tiempo completo.

¿Crees que es más difícil ser emprendedora y montar tu propia consulta en España que en Luxemburgo?

En España creo que es mucho más difícil que aquí, pues hay más temas burocráticos que resolver. Yo tardé un mes en arreglar todo el papeleo y un grupo de compañeras que abrieron una clínica en España, nueve meses. Aun así, he tenido que hacer una inversión grande y pedir un crédito bancario para alquilar una consulta en un local médico y comprar un ecógrafo.

¿Te está resultando difícil darte a conocer?

En ese sentido he tenido bastante suerte hasta ahora. En Luxemburgo tenemos una página web en la que se puede coger cita para cualquier especialista médico, aunque sea de la seguridad social. Podemos filtrarlos por criterios de búsqueda. Así, es fácil encontrar un médico que hable español, por ejemplo. En mi caso, lo que más útil me está resultando es saber inglés. Aunque Luxemburgo es muy cosmopolita y hay muchos extranjeros, en general, el nivel de inglés de los médicos que son de este país no es muy bueno. Además, las consultas ginecológicas suelen estar muy saturadas y no te dan la cita de inmediato. Sin embargo, como yo he empezado hace poco, todavía tengo bastante disponibilidad.

¿Hay mucho trabajo para los médicos?

Para los médicos en Luxemburgo es cierto que hay trabajo, pero no como lo entendemos en España. Aquí sólo hay un hospital que contrata. En el resto sólo podemos trabajar como no asalariados, lo que aquí se llama médico independiente y eso asusta un poco.

¿Cuáles son las condiciones laborales en Luxemburgo?  ¿Se pagan más impuestos siendo autónoma?

El tema de los impuestos todavía no lo controlo, ya que acabo de empezar. Aun así, como es mi primer año, voy a necesitar a un asesor fiscal porque de lo contrario va a ser difícil.

¿Piensas volver?

De momento mi pareja y yo queremos quedarnos aquí. Él vino para un año y al final se ha quedado y yo llegué sin fecha de vuelta. Ahora ambos tenemos unas mejores situaciones económicas y laborales que si estuviéramos en España.

¿Echas de menos España?

Soy de Málaga y, evidentemente, echo mucho de menos el sol. Aquí lo vemos un día y ya no sabemos cuándo volverá a salir. Pero es distinto… he aprendido a distinguir el otoño y sus distintas tonalidades, algo que no tenemos en Málaga.

¿Cómo es el nivel de vida en Luxemburgo?

Aunque el nivel de vida es más alto que el de España, los salarios también son superiores por lo que se compensa. Los alquileres son muy caros: vivimos en un estudio de 30 metros y cuesta una barbaridad. Sin embargo, tanto el supermercado como el cine cuestan lo mismo que en España y la gasolina es incluso más barata.

¿Qué tal con el idioma?

Sé francés e inglés bien, pero para trabajar en los hospitales aquí te piden bastante el luxemburgués. Es una tarea pendiente que tengo.

Share this post