Gestiona los cambios de dirección en la puesta en marcha de tu proyecto: 3 consejos de emprendedores.

Gestiona los cambios de dirección en la puesta en marcha de tu proyecto: 3 consejos de emprendedores.

¿Adaptarse o permanecer? Esta es la pregunta con la que te tendrás que enfrentar durante la fase de lanzamiento de tu proyecto de empresa. ¿Pero cómo gestionar la logística, además de la carga emocional generada por los cambios de dirección?

CONCÉNTRATE EN TUS CLIENTES

Una duda puede desembocar en un cambio de dirección, parcial o total, ya sea de tu producto, tu estrategia o cualquier otro elemento de tu modelo de negocio. Un proyecto de negocio está destinado a evolucionar y / o cambiar en varias ocasiones hasta encontrar la mejor manera de satisfacer las necesidades del cliente.

De manera pragmática, el dinero, o más bien la falta de dinero, suele ser el principal desencadenante de dudas y cambios.

Para saber tiene sentido realizar un cambio, evalúa la demanda, concéntrate en tus clientes y permanece atento a sus necesidades. Después, establece un plan de evolución estratégico y pragmático que te permita adaptar tu solución en función de la demanda de tus clientes … además de mantenerte a flote financieramente.

Atención, no hace falta que adaptes tu producto o servicio por todos y cada uno de los feedbacks de tus clientes. De hecho, deberías esperar a hacer varias pruebas y obtener la opinión de varios clientes para confirmar si solución todavía no satisface con las necesidades del mercado o si la viabilidad financiera no está al nivel esperado.

INFORMA SOBRE TUS CAMBIOS DE DIRECCIÓN DE FORMA AUTÉNTICA 

Cambiar o adaptarse es una decisión importante para la empresa. Suelen ir asociados a realidades financieras y humanas cuyas consecuencias causarán cambios profundos en tu equipo, tus inversores y tus clientes.

Antes de comunicar tus decisiones, haz un balance de lo que esperas, de tu «good feeeling» y déjate aconsejar.

Se siempre transparente y honesto acerca de tu decisión, tanto interna como externamente. La confianza es una de las cualidades más importantes para un emprendedor y te permitirá mantener relaciones sólidas con tu equipo y tus inversionistas .

NO OLVIDES POR QUÉ EMPEZASTE

El torbellino del cambio a menudo ocasiona dudas. Sobre todo recuerda por qué empezaste: ¿cuáles son los motores de tu start-up? ¿Qué problema quieres resolver? ¿Qué te motivó desde el principio para lanzarte a la aventura?

Además, no dudes en capitalizar tus habilidades y valores para orientar sus decisiones. Cuanto más auténtico seas contigo mismo y más centrado estés en tus aspiraciones, mejor podrás gestionar la carga mental y logística causada por un cambio de dirección.

Por último, no olvides “amar tu idea». No tengas miedo al cambio o a la evolución de tu idea inicial. Atrévete a cambiar el status quo y desafíate a ti mismo.

En conclusión, los cambios de dirección suelen ser a menudo un pasaje necesario para mantenerse a flote y aumentar los ingresos al principio. Estos cambios tendrán un impacto significativo en tu equipo, tus inversores y tus clientes. Debes mantenerte transparente en la comunicación, mientras ejecutas un plan estratégico que te permita avanzar en la puesta en marcha de tu negocio.

Y sobre todo ten en cuenta que, tras cada obstáculo hay un momento de reflexión que te permitirá hacer un balance de tus motivaciones y las razones que te llevaron a comenzar tu negocio. Y recuerda que después de todo, el dinero es un medio y no un fin.

 

Fuente: 1819 Brussels.

Share this post